Hoy vamos con un nuevo término en el blog, hablaremos de Engagement Corporativo.

Cuando mencionamos el término Engagement Corporativo nos referimos al nivel de compromiso e implicación de los trabajadores con la organización en la que desarrollan su actividad. Es una KPI de mucho interés a nivel interno.

En la actualidad, solo unas pocas organizaciones dedican recursos a conquistar a sus trabajadores. Pretenden lograr la implicación de su “cliente interno” en los los retos de organización. La relación compromiso de las personas y cuenta de resultados de la organización está en auge.

Si has leído el post “trabajo en equipo, liderazgo y pasión, es posible?” ya sabrás como puede influir en tu trabajo la felicidad, si no lo has leído, quizá te pueda interesar 😉

Si aumentamos el Employee Engagement, ¿qué ocurre?

A medida que aumenta la satisfacción y compromiso de las personas en su trabajo su productividad va en aumento y además los costes indirectos caen en picado. Disminuye el absentismo, se reduce la probabilidad de aparición de riesgos psicosociales, baja la rotación y las organizaciones consiguen retener a sus empleados con más talento.

Por todo ello, se debe crear una cultura de compromiso que introduzca poco a poco la motivación en todos los ámbitos.

Entre los factores que tienen un mayor impacto en la productividad se encuentra la motivación de las personas. Las personas de conocimiento crean, son las que generan valor en las organizaciones.

Debemos tener en cuenta que la calidad del servicio será proporcional a la satisfacción de los empleados. La mayoría de las personas necesitan estar motivadas en su trabajo para sentirse realizadas, para alcanzar su máximo rendimiento. Conseguirlo no es sencillo pero tampoco es opcional, las personas no son máquinas.

Debemos crear un contexto para que existan partes del trabajo que sean motivadoras. Si lo que buscamos es aumentar el nivel de Engagement es necesario que las estrategias de la organización vayan en este sentido.

Salario emocional

En la relación win-win entre trabajador y organización el dinero no es la clave. De igual forma que los departamentos de Marketing se obsesionan con el cliente externo, los departamentos de Recursos Humanos deben preocuparse por las necesidades de las personas. Es donde entra en juego el salario emocional.

El salario emocional se está convirtiendo en una pieza importante a la hora de captar y retener talento. El salario emocional se compone de todas aquellas ventajas o incentivos no económicos que las personas pueden obtener de las organizaciones y que reconocen sus logros.

Si somos una organización y no tenemos mucha idea de por donde empezar en este tema deberíamos hacer un poco de benchmarking e investigar que es lo que está haciendo nuestra competencia en este sentido. Comparando sus modelos y prácticas con las nuestras podemos empezar a sacar conclusiones positivas.

El análisis de datos es algo imprescindible en este tipo de culturas de Engagement. Debemos tratar de buscar sentido a nuestros datos y mediciones como si nuestro nombre fuera Google Analytics. La felicidad se convertirá en nuestra métrica del éxito.

Cultura 2.0

No podemos imponer a nuestros empleados compromiso sin ofrecer nada a cambio. Los departamentos de Recursos Humanos deberán mutar a departamentos de cultura y talento, como nos decía David Tomás, CEO de Cyberclick (elegida mejor empresa para trabajar en España en la categoría de 20 a 49 trabajadores).

La falta de claridad y convicción es uno de los enemigos del éxito. Por ello, en nuestra estrategia para aumentar el compromiso, será una mala idea situar a las personas en la periferia. Debemos hacerlas participes e involucrarlas en nuestro proyecto, el centro debe ser su lugar.

Nos debemos empezar a familiarizar y perder el miedo a conceptos como organización horizontal, horarios flexibles, remuneración variable, gamificación, plan de carrera o coaching. Cuando esto suceda empezaremos a estar preparados para crear nuestra cultura 2.0 y ella nos abrirá los caminos del engagement.

La palabra pasión debe estar presente en nuestro trabajo desde hoy mismo.

Antes de irte me interesaría que me contaras ¿qué estrategias innovadoras utilizáis para aumentar el nivel de compromiso de vuestras organizaciones?

Nos vemos en pronto 😉