Cuando hablamos de Identidad Digital nos estamos refiriendo al conjunto de información sobre nosotros que está expuesta en internet. Estos contenidos, que nosotros mismos vamos creando en las distintas plataformas, no hacen más que contar al mundo como somos realmente.

Nuestra Identidad Digital, por tanto, estará estrechamente relacionada con nuestra Reputación Online. La Reputación Online es como nos ve la gente en la red, que opinión tiene de nosotros nuestra red de contactos, que piensan las personas para las que somos visibles.

Estos dos conceptos van muy de la mano de un término del que ya hemos hablado más veces en el blog, nos referimos a la Marca Personal. Si todavía no has tenido la oportunidad de leerlos, quizás te interese echarles un ojo antes de seguir adelante.

La esencia de la Identidad Digital es social. A medida que proyectamos nuestros pensamientos en la red, normalmente a través de las redes sociales, nuestros lectores descubren aspectos de nuestra personalidad. Nuestra personalidad proyectada en la red es la que conseguirá fidelizar a alguno de estos lectores y convertirlos en seguidores.

Autoanalizate para encontrar el éxito

Esto va de venderse como si de un producto se tratara y como ya te habrás dado cuenta ser superficial ya no vende.
Las grandes marcas generan curiosidad pero también aportan valor. Este es un buen punto de partida: demostrar lo que sabes hacer, en que área eres realmente buen@ y aportar ese valor del que tanto se habla.

No debemos esperar a quedarnos sin empleo para empezar a trabajar nuestra Identidad Digital, estaremos cometiendo un gran error, trabajar nuestra Identidad Digital y Nuestra Reputación en la red es algo que lleva su tiempo. Internet está plagado de Marcas Personales, si vas a empezar ahora, siento decirte que llegas tarde, vivimos tiempos donde el usuario 2.0 está saturado de información.

Aunque parece que a simple vista ya no puedes hacer nada y todo pinte un poco mal, no te desanimes. Costará mucho trabajo y llevará un poco de tiempo, pero el talento siempre encuentra su puerta de salida. Debes atreverte, depende de ti, todos tenemos habilidades que nos hacen únicos.

Identidad Híbrida: Analógica y Digital

Nuestros mundos, el 1.0 y el 2.0, los componen nuestra Identidad Analógica y Digital. Estas dos identidades forman parte de una misma realidad, son los que marcan tu reputación, la forma en la que serás visible para los demás.

La planificación es la clave de todo. Fija tus objetivos y define una estrategia para llevarlos a cabo. Crea tu propio estilo, en un mundo en el que todos compiten en la red, pierdes si haces lo mismo.

Nuestra Reputación Online dependerá mucho de la estrategia para hacernos visibles. Antes de dedicar tiempo a nuestra red de contactos debemos centrarnos en nuestra estrategia. Dedica tiempo a desarrollar tu estrategia, hazte preguntas, aunque al principio te resulten difíciles de responder.

Inbound Marketing Vs Marca Personal

La trabajemos o no, todos tenemos una Marca Personal. Si la trabajamos bien, nuestra Reputación Online no hará más que crecer.

Por ello, no estaría mal utilizar las técnicas de marketing que funcionan a las grandes marcas. Aquí es donde introducimos el concepto Inbound Marketing, que nace con el objetivo de incrementar la presencia de visitantes a nuestros contenidos en la red con la intención de generar leads. Los leads son aquellos contactos que generan conversiones o pueden llegar a hacerlo, son algo así como nuestro público objetivo.

Las estrategias de Inbound Marketing se basan en generar interés para aumentar las posibilidades de que pasen cosas. Algunas de las claves que os pueden ayudar a implementar vuestra estrategia son las siguientes:

  • Intenta identificar a tu público objetivo: cuanto más ajustes el perfil de tu público, más fácil lo tendrás para conseguir tu objetivo. Busca personas comprometidas con el contenido que generas, personas que lo lean y lo difundan.
  • Marketing de contenidos: Genera contenidos de calidad y atractivo para tu público objetivo. Cuida mucho que lo que dices sea de interés, solo así funcionará. Coordinar todas la herramientas sociales será clave en tu estrategia de atracción.
  • Analiza los medios disponibles para llegar a tu público: identifica que redes sociales te ayudarán para conseguir tus objetivos, esas deben ser las redes sociales en las que vas a estar. Para estrategias de difusión de contenido, como las de Inbound Marketing, se hace necesario la utilización de un blog para difundir vuestro contenido. Si te decides a montar tu propio blog te puede ser de ayuda el siguiente artículo.
  • Posicionamiento SEO:  debemos ser fáciles de encontrar, tener un buen posicionamiento en buscadores. Analiza que contenido del que publicas funciona, cual gusta más, empápate de las estadísticas de tu web o blog, de tus redes sociales y profesionales,…si diversificas mucho puede que tardes en posicionarte en los buscadores.

El Marketing tradicional perseguía a su objetivo, proporcionaba información que el usuario no había solicitado. El Inbound es menos intrusivo, intenta aportar valor al usuario, lo atrae de manera natural hasta conseguir su objetivo, la fidelización.

¿Estás preparado para la crítica?

El principal implicado en crear una Identidad Digital que genere una opinión positiva de su red de contactos es uno mismo. Por eso tod@s somos responsables de nuestra Reputación Online, responsables de nuestros perfiles en la red, sobre todo en la RRSS.

Solo una cosa más, si existes en la red, debes seguir sus reglas y por tanto, entre otras cosas, te expones a la crítica de otros usuarios, los críticos, cínicos y haters buscarán tu destrucción. Si no estás preparado para la crítica, sea lo dura que sea, no debes estar en la red.

Los escépticos y los críticos siempre van a estar ahí, debes seguir siendo tú, pase lo que pase.

Esto es todo por hoy, solo te pido una cosa más, si has llegado hasta el final compártelo en tus rrss 😉