La comunicación interna, un aspecto clave para el Bienestar Laboral

La comunicación Interna

“Con el paso de los años los trabajadores se convertirán en el principal grupo de poder de una organización”

Tradicionalmente las compañías han tratado de comunicar hacia fuera porque ahí era donde se encontraban sus principales grupos de interés o stakeholders. Su objetivo siempre ha estado en agradar a sus accionistas y clientes. Todos hemos escuchado en más de una ocasión e incluso verbalizado eso de “el cliente siempre tiene la razón“. Pues bien, tras un largo periodo en el que tanto accionistas como clientes estaban en el centro de las estrategias de cualquier compañía se está empezando a vislumbrar un cambio en este sentido.

En la actualidad, quizás forzado por la visión de las nuevas generaciones, la opinión de los empleados está alcanzando una mayor relevancia y cada vez son tenidos más en cuenta a la hora de tomar decisiones importantes. Quizás con el paso de los años los trabajadores se conviertan en el principal grupo de poder de una organización.

Un nuevo marco que exige un nuevo enfoque

Prácticamente todas las organizaciones que siguen con vida hoy en día han tenido que afrontar ciertos reajustes presupuestarios en los últimos años. Convertir ideas e innovar cuando has visto limitado tus recursos no es una tarea fácil e incluso afirmaría que se convierte en una utopía cuando las personas no ocupan el lugar que les pertenece en la estrategia, el centro.

Alinear a las personas para convertirlas en una fuente de ventaja competitiva es algo así como el “Santo Grial” para cualquier líder. De ahí que las palabras Bienestar Laboral estén cada vez más integradas su discurso y, como consecuencia, en las propuestas de valor de cada vez más compañías. Ya no resulta tan extraño leer una noticia sobre una empresa que apuesta por personas y en la que sus trabajadores no son solo un número. De hecho, incluso se podría decir que el Bienestar Laboral se ha puesto un poquito de moda y eso, créeme, no es del todo bueno.

Las modas provocan una especie de competición entre las organizaciones. En su afán de reconocimiento externo buscando alimentar su Marca se olvidan de nuevo de lo más importante, las personas.

El talento de tu compañía quiere tener voz y la comunicación interna es la herramienta que te permitirá incorporar a la gente por convencimiento.

Las claves de la comunicación interna

La comunicación interna ha pasado a ser un elemento clave para motivar el cambio de comportamiento que buscas en las personas y aumentar su implicación y compromiso con tu nueva política de Bienestar Laboral. Si lo que verdaderamente buscas es influir en la calidad de vida de tus trabajadores todo ha de empezar desde dentro. Las personas de tu organización son el núcleo.

Comunicar hacia adentro te ayudará a integrar un aspecto tan relevante como es el Bienestar en vuestra cultura corporativa. A continuación te mostraré alguno de los adjetivos que han de estar asociados si o si a la vuestra estrategia de comunicación interna:

  • Transparencia: como te decía en párrafos anteriores, la comunicación interna es una herramienta que te permitirá generar un cambio de cultura a través de la transparencia y la generación de confianza. No es posible lograr credibilidad externa sin lograrla antes a nivel interno. Las personas que forman tu organización tienen que ser tus primeros embajadores de marca. No olvides que uno de los objetivos de cualquier programa de Bienestar Laboral es que los empleados sientan que su trabajo tiene sentido. Por tanto, antes de plantear tu estrategia de comunicación será bueno que te plantees ¿por qué comunicar hacia fuera cuando el principal receptor del mensaje está dentro?
  • Veracidad: no trates de aparentar algo que no eres. Tratar de dibujar hacia el exterior una imagen equivocada de tu organización es un error. La falta de coherencia es un factor que penaliza ya que cuando te conozcan no podrás seguir mintiendo u ocultando la verdad. Recuerda que el acto de compartir información implica cierto grado de responsabilidad por tu parte. Si esa información no es veraz jugará en tu contra.
  • Transversalidad: la OMS se refiere a un lugar saludable para trabajar como aquel en el que los trabajadores y los directivos colaboran para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores, así como la sostenibilidad del lugar de trabajo. No es una noticia que muchos directivos viven alejados de esta realidad y es fácil encontrar síntomas de su falta de alineación. Para logar implantar un modelo de Empresa Saludable en tu organización necesitas implicar a todos los niveles de la organización, fomentando su participación. Si una compañía trata de afrontar un objetivo común, necesita equipos y departamentos colectivamente responsables.

Las personas tienen que recuperar el lugar que les corresponde, pronto lo exigirán. Involucrar a los empleados a través de la comunicación interna tiene grandes ventajas que no podrás activar si sigues manteniéndolos al margen. Nadie cambia si no quiere.

Al igual que pasa en un núcleo familiar, cuando la comunicación escasea se pone de manifiesto la distancia que existe entre sus miembros. Ya no hay escusas, el éxito de tu estrategia de Bienestar Laboral depende en gran medida de la comunicación interna.

Suscríbete gratuitamente al Blog

suscripción